Amsterdam no es para tanto... ¿o sí?

Ámsterdam es la capital de los Países Bajos. La ciudad se encuentra situada entre la bahía del IJ al norte y a las orillas del río Amstel al sureste. Su asentamiento se remonta al siglo XII d.C. y se cuenta que su origen se debe a un pequeño pueblo pesquero que allí comenzó a nacer. En la actualidad es la ciudad más grande del país y un gran centro financiero y de proyección cultural internacional.

Tiene una población de más de 800.000 habitantes y forma parte de la conurbación neerlandesa junto con las ciudades de La Haya, Rotterdam y Utrecht. Su centro histórico fue construido en gran parte en el siglo XVII y hoy en día es uno de los cascos más grandes de Europa. Aun así sigue siendo una ciudad fácil de visitar y atrae cada año a miles de turistas debido a sus lugares de fiesta y a sus emplazamientos emblemáticos.

Existen dos formas de viajar y conocer un país y su cultura. Está el método tradicional, por el cual paseas por sus calles durante días haciendo fotografías a los típicos emplazamientos. Y luego están esos viajeros curiosos que, aunque pasan menos tiempo en las ciudades, procuran recorrer sitios alternativos y peculiares que les enseñen más sobre la personalidad del lugar.

Ámsterdam es la típica ciudad europea elegida por los habitantes de los países vecinos para pasar un fin de semana. Cuando llega el otoño son muchos los ciudadanos que lo eligen para pasar los días de puente, debido a que es relativamente pequeña y a que los vuelos hacia allá son relativamente económicos, lo que facilita la afluencia de gente. Esta guía es para aquellas personas que ya han visitado la ciudad en más de una ocasión o que, por el contrario, son nuevas pero quieren realizar una visita rápida sin perderse los puntos más emblemáticos y sin dejar de visitar pequeñas curiosidades del lugar.

También en KMEDY: >>>   Diez secretos de Costa Rica que de verdad valen un viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.