Bubble waffles o taiyakis: por qué arrasan los dulces de OrienteAunque muchos pensarán que donde esté un buen chocolate con churros que se quite lo demás, lo cierto es que merece la pena abrirse a nuevas tendencias gastronómicas que vienen avaladas por la tradición de países milenarios como China o Japón. La gastronomía de oriente ha traído a España en los últimos años lo mejor de su repostería, esa que hasta hace muy poco tiempo era la gran desconocida en occidente. Desde los famosos dorayakis que come en los dibujos animados Doraimon hasta los bubble waffles -o «gofres burbuja»- pasando por los taiyakis, este recetario dulce de nombres imposibles ha venido para quedarse. Bubble waffles Los bubble waffles, la comida callejera más popular de Hong Kong, son unos gofres hechos con una original masa de hasta nueve sabores diferentes -chocolate, té matcha, sandía, vainilla o taro- a los que se añade una bola de helado y toppings como nata, chocolate, galletas o gominolas. Esta dulce tentación, que está arrasando en todo el mundo, llegó a España hace unos meses de la mano de Igo Waffle, una heladería que además ofrecen bebidas típicas del país asiático como los tés batidos con frutas y los shakes de frutas con perlas de tapioca en su interior. Helados con Taiyaki Fue en Nueva York, en un local ubicado entre Chinatown y Little Italy donde a alguien se le ocurrio la idea de transformar la tradición japonesa de los taiyaki -pasteles tipo tortitas con forma de pez-, en cucurucho de helado soft. De aquí surgen los taiyaki que hace unos meses llegaron a España de mano de la heladería La Pecera -con tienda en Madrid y Málaga-. El taiyaki puede ser de chocolate o vainilla y el helado, de té matcha, caramelo salado, calabaza, cheesecake de fresa o vainilla tipo Bourbon (sin alcohol) mientras que los toppings van desde las palomitas caramelizadas, el coco rallado hasta una nube de algodón. Dorayakis El dorayaki, uno de los dulces japoneses más típicos tanto dentro como fuera de Japón, consiste en dos bizcochos kasutera de forma redondeada rellenos tradicionalmente de anko -pasta de judía roja dulce azuki-, aunque en la actualidad hay muchos rellenos posibles como castaña, chocolate, boniato o té verde matcha. En España, a parte de los dorayakis que pueden venderse embolsados y que en realidad son dos bollitos rellenos de chocolate, los originales se pueden encontrar en la pastelería de Takashi Ochiai, en Barcelona. Este repostero, que lleva desde 1983 vendiendo dulces en la Ciudad Condal, importa de Japón la materia prima necesario como, por ejemplo, un azúcar de remolacha especial que no tiene un sabor tan dulceo o las bolsitas de plástico para envasar los dorayakis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.