EUROPA PRESS

  • El 50% de los españoles ha empleado trucos para no exceder los límites de las políticas de equipaje de mano de las compañías.
  • Estas restricciones son una de las cosas más incómodas de volar en bajo coste.

Equipaje de mano

El 50% de los españoles encuestados reconoce haber empleado trucos para no exceder los límites de las políticas de equipaje de mano de las compañías, frente al 40% de los europeos que admite buscar estrategias para cumplir con las normas que imponen, según la agencia de viajes online eDreams. Pero, efectivamente, estrategias y trucos para no exceder los límites de equipaje hay.

Los viajeros nacionales ponen en práctica estrategias como ponerse varias capas de ropa para evitar meterlas en la maleta (30%), llevar sus objetos más pesados en los bolsillos (16%), comprar en el duty free para disponer de una bolsa extra (15%), esconder el equipaje bajo un abrigo (9%). Otros trucos empleados son sonreír al personal de control para que haga la vista gorda (6%), esconder una maleta dentro de otra (5%), esperar al final de la cola para que el equipaje viaje en la bodega del avión sin coste (4%) o sobornar al personal de la puerta de embarque (2%).

Según los pasajeros, uno de los aspectos más incómodos de volar con tarifas de bajo coste se refiere a las restricciones de equipaje y al hecho de tener que colocar en la maleta todos sus objetos personales para poder disponer de ellos durante el vuelo (41%). Asimismo, en lo relativo al equipaje de mano, otra cuestión que frustra a los usuarios es tener que meterlo en la bodega si los compartimentos de encima de los asientos están llenos (27%).

Otras cuestiones que preocupan a los viajeros españoles son tener que pagar una tasa por imprimir la tarjeta de embarque si se la olvidan (28%), pagar un precio elevado por la comida durante el vuelo (26%), sentarse alejado de su familia o amigos (25%) o tener que hacer cola para embarcar en zonas en las que todos los asientos están ocupados (18%).

También en KMEDY: >>>   Así son los primeros cruceros de la cadena Ritz-Carlton

Muchos pasajeros europeos (30%) se siente molestos por pagar un precio excesivo por la comida en el avión por delante de la inconveniencia de tener que encajar todos los objetos necesarios durante el vuelo en el equipaje de mano (24%). Asimismo, los viajeros europeos encuentran más molesto tener que dejar su equipaje en la bodega (22%) o no poder sentarse con sus compañeros de viaje (20%) que tener que pagar por imprimir su billete de avión (19%).

De los usuarios españoles participantes en la encuesta de eDreams, el 42% afirma que prefiere volar con aerolíneas convencionales siempre que sea posible, para evitar el estrés que provocan las restricciones por exceso de equipaje. En este sentido, el 34% considera demasiado restrictivas las medidas sobre el equipaje de mano, como el peso, el número de bultos gratuitos y las dimensiones de los mismos, por ejemplo. Asimismo, el 33% afirma que le resulta muy complicado meter todos sus objetos personales en una maleta de mano, y el 27% encuentra estresantes las restricciones y prefiere facturar su equipaje para evitarlas.

Y al final…  ¿quién utiliza toda la ropa que mete?

A pesar de que los turistas españoles buscan como pasar los estrictos controles de equipaje de las aerolíneas, raro es el viajero que utiliza el 100% de la ropa que mete en la maleta durante las vacaciones. Así, aunque el 40% reconoce utilizar tres cuartos o más; el 29% emplea más de la mitad, pero menos de tres cuartos; el 16% entre un cuarto y la mitad, y tan solo el 13% utiliza todo su contenido. Por último, el 3% emplea menos de un cuarto. Para poder llenar su maleta y no dejarse nada imprescindible, los viajeros llevan a cabo estrategias muy concretas.

También en KMEDY: >>>   Las 15 ciudades de Europa etiquetadas más veces en Instagram

A pesar de que la mayoría (81%) dobla la ropa para colocarla dentro, el 15% la enrolla perfectamente para aprovechar cada centímetro de espacio, mientras que solo el 2% la mete en la maleta desordenadamente. En relación al peso, la mayoría de pasajeros lo reparte en función de lo larga que sea su estancia en el lugar de destino. De este modo, el 42% de los viajeros nacionales afirma necesitar de 3 a 5 kilos de equipaje para una escapada corta, de 2 a 3 días; el 37% requiere de 6 a 10 para una escapada de 4 a 6 días, y el 27% de 16 a 20 kilos para un viaje largo, de una a dos semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.