Paradores, 90 años de alojamientos con historiaAlojarse en castillos, monasterios, palacios … lugares donde dejar volar la imaginación a tiempos pasados donde reyes, doncellas y caballeros paseaban sus elegantes trajes o relucientes armaduras por el patio de armas, salones o aposentos. La magia de disfrutar de lugares únicos eso es, en resumen, los Paradores de Turismo. España fue pionera en este concepto de red hotelera y mucho ha llovido desde aquel 1910 cuando el gobierno de Canalejas, sabedor del gran potencial que tenía España para los viajeros, encargó al marqués de la Vega Inclán una estructura hotelera, inexistente entonces en nuestro país, en cuyos establecimientos se diera hospedaje a los excursionistas y viajeros, al tiempo que se mejorara la imagen internacional de España. Difícil tarea debió encontrar el marqués en una España muy diferente a la actual y no sería hasta 1926, cuando el propio monarca Alfonso XIII eligiera el primer emplazamiento en medio de un paraje de singular belleza de la Sierra de Gredos, entre Madrid y Ávila, una construcción a semejanza de los clásicos pabellón de caza. Dos años de obras fueron suficientes para poner en valor este señorial edificio en el Alto del Risquillo que regala bellas panorámicas del Valle de Tormes, la Sierra de Piedrahita y Béjar, y el macizo de Gredos. Así, un 9 de octubre de 1928, hace exactamente 90 años, se inauguraba el Parador de Turismo de Gredos, el primero de una red de alojamientos emblemáticos. Patrimonio histórico-artístico
Tras la inauguración de aquel primer hotel, se constituyó la Junta de Paradores y Hosterías del Reino fijándose a partir de entonces todas las miradas en los edificios singulares, con una larga historia y un patrimonio monumental envidiable, así como los ubicados en parajes geográficos de gran interés natural. Los siguientes en abrir sus puertas fueron los de Oropesa, en Toledo en 1930; Ciudad Rodrigo, en Salamanca, en 1929; Úbeda en Jaén en 1930; y Mérida, en Badajoz, en 1933. La Guerra Civil supuso un fuerte retroceso pero terminada la contienda el proyecto fue retomado con fuerza para impulsar el turismo. El mayor proceso expansivo se produjo en la década de 1960, coincidiendo con el desarrollo de infraestructuras como carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y puertos así como el importante aumento de turismo que vivió el país. En esos años, la red de Paradores pasó de 40 a 83 establecimientos. 9.000 piezas inventariadas Aún quedaban hoteles en edificios emblemáticos que no formaban parte de la Red de Paradores. Sería en la década de los 80 cuando algunos de los alojamientos de la cadena Empresa Nacional de Turismo se unieran a los de Oropesa o Gredos. El Parador de Santiago, conocido como el Hostal de los Reyes Católico, situado en la misma plaza del Obradoiro mezcla historia, arte y tradición y es uno de los principales referentes de Paradores. Con la llegada de los años 90, Paradores vive un cambio fundamental. El 18 de enero de 1991 se constituye la sociedad anónima «Paradores de Turismo de España, S.A.» de titularidad pública y cuyo accionista único es la Dirección General de Patrimonio del Estado. Hoy en día Paradores cuenta con un valioso patrimonio histórico-artístico, tal vez el más importante en manos de una cadena hotelera en todo el mundo, con 45 enclaves y edificios considerados Bienes de Interés Cultural. Además, dispone de colección artística con más de 9.000 piezas inventariadas que van desde restos arqueológicos hasta una amplia representación del arte español del siglo XX, pasando por obras clásicas o tapices, así como mobiliario. Los diez mejores Paradores en 2018
El Parador de Cangas de Onís, en Asturias, ha sido elegido este 2018 el mejor establecimiento de la cadena hotelera por los usuarios de la plataforma de viajes TripAdvisor. A orillas del río Sella y rodeado de los espectaculares Picos de Europa, está ubicado en el antiguo Monasterio de San Pedro de Villanueva construido en el siglo VIII. En su arquitectura conviven prerrománico, románico y barroco, fruto de las diferentes transformaciones realizadas en sus cerca de 1.300 años de historia. Los salones y el jardín al lado del río son el entorno ideal para organizar una celebración. El Parador está a dos kilómetros de Cangas de Onís y es un punto de partida ideal si quieres visitar el Parque Natural de Los Picos de Europa, el Santuario y los lagos de Covadonga, e incluso encantadores pueblos costeros como Llanes o Ribadesella. Lista completa
1 – Cangas de Onís (Asturias). Antiguo monasterio del siglo VIII, rodeado por los Picos de Europa. 2 – Alcalá de Henares (Madrid). Colegio-convento y hostería de estudiantes del siglo XVII situado en el antiguo Colegio Mayor de San Jerónimo. 3- Plasencia (Cáceres). A orillas del Jerte, está en el convento de Santo Domingo. Es un enclave estratégico de la Ruta de la Plata. 4. Santo Estevo (Orense). En la Ribeira Sacra, el monasterio tienes tres claustros, de estilo románico, gótico y renacentista. 5- Hostal Reyes Católicos (Santiago de Compostela). En la Plaza del Obradoiro, nació como hospital en 1499. 6- Nerja (Málaga). Hotel asentado sobre un acantilado. 7- Lorca (Murcia). Ubicado en un castillo, conserva restos arqueológicos de una sinagoga, un aljibe islámico y una muralla almohade. 8- La Granja (Segovia). Está compuesto por la Casa de los Infantes y el Cuartel General de la Guardia de Corps. 9- Alcañiz (Teruel). Castillo-convento de los siglos XII y XIII. 10- Oropesa (Toledo). Fue casa solariega de los Álvarez de Toledo y sirvió de refugio a soldados, religiosos y nobles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.