Puede que no sepas quiénes son los «trendsters», pero amarás sus hotelesAtrás quedaron los tiempos en los que los hoteles no eran más que un lugar donde descansar en tu destino vacacional. Con el siglo XXI, llegó la especialización basándose en los distintos tipos de público. Fue así como nacieron los hoteles «boutique», los dedicados a parejas, aquellos perfectos para vacaciones familiares, los aclimatados para cicloturistas, los que parecen galerías de arte, los que se centran en la gastronomía de la zona o aquellos para los amantes del cine o la naturaleza. En los últimos años, también se ha tenido en cuenta la aparición de las llamadas «tribus urbanas», abriendo nuevos hoteles para ellas. Una de estas, los «hípster», ha destacado por su omnipresencia. Se aplica a tantas cosas el término «hípster» que ha surgido una nueva tendencia llamada «trendster», que intenta recuperar la esencia inicial del movimiento «hípster». Con la ayuda de Skyscanner, te contamos qué es un «tredster», qué busca en un establecimiento hotelero y cuáles son las mejores alternativas para estos viajeros. ¿Qué es ser un «trendster»?
Como resultado de la mala utilización del término «hípster» (que tiene una traducción próxima a inconformista y se ha generalizado su uso de manera desmesurada durante los últimos tiempos), se ha buscado una nueva palabra para representar los valores originales de esta subcultura. Esa palabra es «trendster». Una persona «trendster» se define, simplemente, como un individuo que en la sociedad moderna no sigue las tendencias, sino que las establece. Un «trendster» no sigue las tendencias, sino que las establece Lo que le diferencia del resto es esa capacidad para ignorar la llamada de la corriente principal etnocéntrica impulsada por corporaciones, medios y marcas, y abrazar su individualidad, liberando su imaginación, reafirmándose con el conocimiento, manteniéndose en contacto con la verdad, y vistiéndose y expresándose como quiera. ¿Qué busca un «trendster» en un hotel? Una «trendster» buscará cosas diferentes, como por ejemplo: 1. Inmersión cultural en el destino. El «trendster» suele tener inquietudes culturales. Cuando viaja a un destino le gusta absorber su historia, gastronomía, cultura, idiosincrasia y forma de ser de sus gentes. Por ello, verá como un incentivo que el hotel tenga cosas como: un restaurante en el que sirvan platos típicos de la zona, objetos de arte de artistas locales, organización de excursiones o actividades que muestren barrios y zonas alternativas y originales de la ciudad. 2. Decoración y tecnología especial en las habitaciones. Un buen «trendster» siempre tendrá en cuenta la decoración del hotel. Habitaciones minimalistas, con un cierto toque vanguardista, suelen ser las preferidas del catálogo. También aprecian los objetos decorativos que tienen relación con la historia del lugar. Por ejemplo, esperan ver esculturas clásicas al lado de algún cuadro surrealista en un alojamiento situado en el centro histórico de Roma. Además, deberán estar equipadas con la última tecnología. No olvides que un «trendster» siempre estará conectado al mundo a través de sus redes sociales. Duchas, televisiones y luces inteligentes, e innovaciones «eco-friendly» serán siempre bienvenidas. 3. Zonas comunes con aire «cool» y gente interesante. Las zonas comunes del hotel también son analizadas a fondo, premiando una decoración que inspire su singularidad interior. Se agradecen iluminaciones tenues que resalten rincones bellos y secretos, y lugares cómodos en los que poder sentarse a tomar un cóctel en buena compañía. Zonas de relajación – como spas y jacuzzis -, bares de temáticas especiales, terrazas con buenos miradores sobre la ciudad, salas de juegos, exposiciones de arte, rincones gastronómicos… Y que todo ello atraiga a gente interesante de mente curiosa. 4. Ubicación en barrios carismáticos. Para que un hotel atraiga a un ‘trendster’ es necesario que se encuentre en un barrio bohemio, carismático y/o alternativo de la ciudad. Será perfecto si está ubicado a escasa distancia de galerías de arte, salas de conciertos, exposiciones curiosas, tiendas de moda vintage o ‘trendster’, restaurantes y bares curiosos, y centros culturales de cualquier tipo. También será necesario que tengan una buena vida nocturna. 5. Algo de arte en cualquiera de sus formas. Un hotel en cuyas habitaciones cuelguen sobre la pared obras de arte pintadas por artistas locales siempre llamará la atención del cliente ‘trendster’. Lo mismo ocurre si en el piano bar del hotel hay conciertos de ‘jazz’ o bandas jóvenes locales deleitan a la parroquia con sus temas cocinados a fuego lento en sus noches en la ciudad; o si hay exhibiciones temporales de fotografía o escultura. Cuanto más alternativa sea la expresión artística, más atraerá al ‘trendster’. 6. Personal del hotel diverso y cosmopolita. Si un alojamiento quiere atraer al público ‘trendster’, tendrá que tener en cuenta que el personal del hotel debe ser abierto, cercano, cosmopolita, moderno e interesado por la cultura, no solo del lugar sino del mundo en general. Si, además, estos empleados provienen de distintos países y tienen una gran cultura viajera, el trato está casi cerrado. Majestic Hotel & Spa Barcelona GLLos mejores hoteles para «trendsters» de España
Ahora que ya sabes lo que es un ‘trendster’ y qué características buscan a la hora de elegir un alojamiento, te dejamos la lista de los diez mejores hoteles de España para ellos y las razones por las que atraen a este tipo de público: 1. Majestic Hotel & Spa Barcelona GL, Barcelona. Este hotel convive con las obras de arte que Gaudí nos dejó en el famoso Paseo de Gracia de Barcelona. Y lo cierto es que no desentona. Sus habitaciones son pequeñas, pero bonitas y adornadas con antiguas fotos en blanco y negro. Puedes escuchar música en directo en su piano bar mientras contestas unos correos electrónicos y te tomas un buen vino. Aunque para beber algo, no hay mejor sitio que la terraza, iluminada con velas y decorada con olivos y muebles de mimbre. Este mirador también cuenta con un ‘spa’ y una piscina. Caminando desde el hotel, encontrarás las mejores tiendas de diseño de Barcelona. 2. Mercer Hotel Barcelona, Barcelona. Este hotel ‘boutique’ se encuentra unido, literalmente, al barrio más antiguo, histórico y vibrante de Barcelona: el Gótico. Tanto es así, que puedes tomarte un café en las mesas de su patio interior mientras contemplas las murallas originales del casco histórico. El ‘trendster’ no solo podrá sumergirse en la historia de Barcelona alojándose en este hotel, sino que, además, degustará su gastronomía en su bar de tapas. Las habitaciones son propias de reyes, así como el lujo de tener una piscina en la terraza del hotel. 3. Chic & Basic Born Hotel, Barcelona. El Born es otro de los barrios más icónicos de Barcelona. Nada más atravesar el portón de madera de este hotel, te encuentras en una especie de bar que no es solo para clientes. Aquí se mezclan barceloneses y extranjeros a golpe de cóctel. El resto de la planta baja del hotel está profusamente decorada – pareciendo una galería de arte en sí misma -, en claro contraste con las habitaciones de decoración vanguardista y minimalista. Las luces son de tonos verdes, rojos y violetas, dependiendo de tu estado de ánimo. En el barrio encontrarás bares y restaurantes de todo tipo y tendrás marcha a casi cualquier hora del día. 4. Casa Gracia Barcelona Hostel, Barcelona. Este hostal no es uno cualquiera (aunque también es cierto que su precio tampoco lo es). Ubicado en el Paseo de Gracia, es un lugar perfecto para los ‘trendster’ amantes del arte modernista. El mobiliario y su decoración interior parecen sacados de la época de esplendor de Gaudí. Disfruta del desayuno, el personal variopinto y su ‘gastrobar’ ‘La Paisana’. 5. Hotel Miró, Bilbao. Pocas cosas gustarán más a un ‘trendster’ en Bilbao que tener las mejores vistas posibles del Museo Guggenheim desde el interior de una habitación decorada en blanco, negro y rojo al más puro estilo japonés. Todo es diáfano en el hotel. Grandes ventanales, grandes camas y diseños lisos. El arte te espera al cruzar la calle. 6. The Nomad Hostel, Sevilla. Un pequeño oasis de paz en el centro de la capital de Andalucía. Las zonas comunes – espaciosas, cómodas, modernas y bien decoradas – invitan a reunirte y conversar con otros viajeros. El personal del hostal es también internacional y viajero. Lugar perfecto tanto para aprender de los monumentos y cultura sevillana, como de todas las partes del mundo. 7. Ushuaia Ibiza Beach Hotel, Ibiza. Aquí puedes disfrutar de una de las mejores fiestas diurnas del mundo. Poco más tienes que decir a un ‘trendster’ para convencerle y alojarse en este hotel solo para adultos. La playa en la misma puerta, música de los mejores ‘DJ’s’ del momento, gente guapa y cool, sol, bebidas de colores, mar… ¿Realmente hay que seguir? 8. Only YOU Hotel & Lounge, Madrid. En el céntrico barrio de Chueca se halla este antiguo palacio del siglo XIX que hace las delicias de cualquier ‘trendster’ por su toque retro y su bar de champán. Tiene un bonito patio interior y las habitaciones de los pisos superiores poseen su propia terraza. El barrio de Chueca ofrece los garitos más coloridos y liberales de Madrid. 9. Casa Granados Boutique Hotel, Tossa de Mar, Gerona. Desde la terraza ves un castillo y las aguas del Mediterráneo. Te giras y un cómodo sofá se encuentra iluminado por la trémula luz de las velas posadas en un candelabro barroco. Parecería que has viajado en el tiempo, si no fuera por el cartel de la pared que reza “wifi disponible”. Este negocio familiar ha tenido en cuenta todos los pequeños detalles para que sientas una inversión cultural total durante tu estancia en la bonita villa de Tossa de Mar. El restaurante del hotel tiene una carta española e internacional de calidad. 10. Casa Caracol, Cádiz. Mucho más que un hostal. Aquí puedes aprender español, recibir clases de yoga, alquilar bicicletas para recorrer Cádiz o, si te sientes un poco vago, tumbarte en hamacas colgantes. Las zonas comunes son amplias y cómodas, tiene una cocina muy bien equipada y la señal de wifi va como un tiro. La playa gaditana de La Caleta – perfecta para conocer el ambiente local – está a un paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.