kmedy.com

  • Jordania es mucho más que Petra, porque encierra muchos pequeños tesoros.
  • Es posible dormir en el desierto, ver Tierra Santa, bucear en el Mar Rojo, hacer barranquismo o bañarse en el Mar Muerto.

Jordania

Jordania es un destino cercano, «exótico», pero tranquiilo y seguro. Muchos turistas españoles han visitado este país y han regresado enamorados de Petra. Pero Jordania es mucho más que los templos de Petra. Su naturaleza encierra muchos pequeños tesoros y algunos de ellos son compatibles con un turismo activo y hasta deportivo.

En Skyscanner sugieren más de un plan, más de un destino en Jordania. Nosotros nos quedamos con estos cinco.

Dormir en el desierto de Wadi Rum
Dicen de este desierto que es uno de los más bonitos del mundo. Totalmente distinto de otros espacios desérticos, el infinito paisaje rojizo se salpica de formaciones rocosas en vez de las tradicionales dunas de arena. Con la ayuda de un camello o un 4 x 4 y asistido por los beduinos, desde el Centro de Visitantes se puede planificar una experiencia inolvidable que, obligatoriamente, debería incluir pasar una noche en este desierto de película (Lawrence de Arabia se rodó en Wadi Rum).

Bucear en el Mar Rojo
Aqaba, famosa en el mundo entero por tener un fondo marino único, es la mejor puerta de entrada al Mar Rojo. En sus aguas viven más de 100 especies de corales blandos y otras tantas de corales duros. Además, podremos bucear. Aquí se pueden ver algunas de las más de mil especies de peces, crustáceos y mamíferos que viven en el Mar Rojo. El clima de la zona, la ausencia de tormentas y la temperatura media del agua (23º), han creado un lugar excepcional para los amantes de buceo y del snorkel.

También en KMEDY: >>>   Viaje al monasterio de los monjes benedictinos

Subir al Monte Nebo y ver Tierra Santa
El Monte Nebo es, sin duda, el lugar más venerado de todo el país y todo un imprescindible que ver en Jordania. Desde este lugar, donde se cree que fue enterrado el profeta Moisés, se divisa un paisaje espectacular. Desde la cima se puede apreciar en un día claro el Valle del Jordán, el Mar Muerto, Jerusalén y Jericó. Junto al punto más alto está la iglesia conmemorativa de Moisés, que también se puede visitar y cuenta con una gran variedad de mosaicos.

Hacer barranquismo en Wadi Mujib
Cuenta Skyscanner que la capital de las actividades de aventura en Jordania está en Wadi Mujib. En esta profunda garganta que termina en el Mar Muerto, a más de 400 metros de profundidad, el barranquismo es la estrella. En la reserva natural hay cuatro senderos, uno en seco y tres en agua. Son aptos para todos los niveles, con una preparación física mínima, y la diversión está garantizada. Las rutas parten todas desde el centro de visitantes, antes del puente del Mujib que cruza la carretera del Mar Muerto.

Bañarse en el Mar Muerto
Una de las experiencias con las que todos los viajeros han fantaseado alguna vez es la de bañarse en el Mar Muerto y flotar casi sin darse cuenta. Se trata del punto más bajo del planeta, exactamente a 430 metros bajo el nivel del mar. Estas aguas son ricas en minerales y muy apreciadas para el cuidado de la piel. Para después del baño, podemos disfrutar de una sesión de spa natural en la misma playa, con barros para untar en el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.