¿Conoces San Marino?

Se dice fácil ser la República más antigua del mundo y el tercer país más pequeño de Europa y conservar tradiciones ancestrales hasta hoy en día.

Su historia es fascinante. Todo empezó cuando un cantero cristiano que se llamaba Marinus el Dálmata dejó su isla – Arbe – para escapar de la persecución a los cristianos. No encontró un mejor lugar para que no lo hallaran, que subir a lo mas alto del Monte Titano y fundar allí la ciudad que lleva su nombre.

Es una ciudad que a lo lejos parece inalcanzable. A 739 metros de altura, sobresale una de sus tres torres, que cuando las nubes caprichosas quieren alcanzar la tierra, se asoma una de ellas entre la niebla, dibujando un cuento de hadas.

Cuando los lombardos dominaban este territorio, San Marino pertenecía al gran Ducado de Spoleto.

Una de sus principales características, además de su imponente belleza en la alturas, es que su gobierno tiene una particularidad, cambia cada 6 meses. En 1243 establecieron la figura de los Capitanes Regentes que actúan como Jefes de Estado y desde entonces, el 1 de Abril y el 1 de Octubre de todos los años durante todos estos siglos, dos de sus habitantes, que deben de tener más de 25 años y ostentar la nacionalidad san marinese, dirigen el gobierno de la Serenísima República de San Marino.

Está dentro de territorio italiano, no colinda con el mar y la ciudad italiana más cercana es Rimini.

El 7 de Julio de 2008 quedó inscrita como Patrimonio de la Humanidad en la UNESCO. Uno de los epígrafes para su aceptación fue la de ser “testimonio de excepción de una tradición cultural viviente que perdura hace 700 años”

También en KMEDY: >>>   Doce excelentes vinos de Aragón y Navarra para esta Navidad

Recorrer San Marino es como caminar en un museo abierto de época medieval.

En la Plaza de la Libertad y a ritmo de los tambores, el cambio de gobierno con el Palazzo Pubblico de fondo, es una cita obligada. Una de las visitas de no perderse, es el recorrido por sus Tres Torres y la Cava del Balestrieri.

Pero no todo se contempla desde las alturas, se puede hacer turismo ecuestre en el Parque Natural de Montecchio ó escalar alguna de sus precipitadas paredes.

Otra fórmula ideal para disfrutar de este paisaje imponente, es hacerlo por el teleférico (Funivia panorámica)

San Marino guarda tradiciones ancestrales pero combinan a la perfección lo medieval con lo moderno.

Recientemente y para celebrar el 10 aniversario de ser Patrimonio de la Humanidad UNESCO, han inaugurado la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo. Un contraste espectacular en medio de siglos de tradiciones e historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.