Corippo, el pueblo suizo que quiere ser un resort turísticoEn una cumbre escarpada del valle de Verzasca, en el cantón suizo de Ticino, se encuentra un pequeño pueblo de casas de piedra y tejados de pizarra. Como salido de un cuento, Corippo se muestra al visitante con la esperanza de reescribir su larga historia y convertirse en un resort turístico. El pueblo, testigo de más de 700 años de vida, pasó de los 315 habitantes de mediados del siglo XIX a los doce actuales, quienes, junto a la «Fundación Corippo 1975», luchan por recuperar uno de los pueblo con más encanto de Suiza. De la mano de Fabio Giacomazzi, arquitecto y presidente de la Fundación, Corippo quiere recuperar 30 de los 70 edificios del pueblo para reconvertirlos en hoteles y casas de vacaciones. Giacomazzi asegura que esta es una oportunidad para ofrecer al visitante la experiencia de vivir en un entorno rural único, en un pueblo que nunca ha cambiado significativamente desde el año 1800 hasta hoy. La primera casa de campo, la Casa Arcotti de dos dormitorios, abrió sus puertas a finales de julio, mientras que para poder hacer una reserva en el hotel habrá que esperar hasta Semana Santa de 2020. [Te interesará: impresionantes paisajes de montaña en Suiza]

También en KMEDY: >>>   Así es el nuevo mirador con suelo de vidrio que provoca miedo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.