Podría afirmarse que el Barrio Gótico de Barcelona es un «escenario» que nace como resultado de su propia historia, y que adentrarse en él, es su sumergirse en siglos de arte, cultura, vidas de los que vivieron.

La Barcelona medieval: el Barrio Gótico

El Barrio Gótico de Barcelona es uno de los barrios más antiguos y emblemáticos de la ciudad. Conocido por sus estrechas calles empedradas, edificios históricos y hermosas plazas, este barrio es un lugar que no te puedes perder durante tu visita a Barcelona.

El barrio Gótico de Barcelona

El Barrio Gótico es el corazón histórico de la ciudad y se encuentra ubicado en el centro de Barcelona, entre La Rambla y el barrio de El Raval. Este barrio es el hogar de algunos de los edificios más antiguos de la ciudad, algunos de los cuales datan de la época romana.

Una de las atracciones principales del Barrio Gótico es la Catedral de Barcelona. Esta catedral, también conocida como la Catedral de Santa Eulalia, es un impresionante ejemplo de la arquitectura gótica catalana. Construida entre los siglos XIII y XV, la catedral cuenta con hermosas vidrieras y un claustro lleno de detalles.

Otra atracción notable del Barrio Gótico es el Museo Picasso. Situado en el corazón del barrio, el museo alberga una de las colecciones más completas de obras de arte de Picasso en el mundo. Además, el museo también cuenta con una impresionante colección de obras de otros artistas contemporáneos de Picasso.

El Barrio Gótico también cuenta con una gran cantidad de plazas encantadoras y calles empedradas que ofrecen una experiencia única y memorable. La Plaza del Rey, la Plaza Real y la Plaza Sant Jaume son solo algunas de las plazas más bellas y populares de la zona.

También en KMEDY: >>>   Puente de Diciembre: 10 destinos europeos por menos de 100 euros

Además, el Barrio Gótico es un lugar ideal para ir de compras o para disfrutar de una cena en uno de sus muchos restaurantes. El barrio ofrece una amplia variedad de tiendas de moda, librerías, tiendas de regalos y tiendas de artesanías, así como una gran selección de bares y restaurantes que ofrecen cocina catalana tradicional y contemporánea.

En resumen, el Barrio Gótico de Barcelona es una visita obligada para cualquier turista que visite la ciudad. Con su impresionante arquitectura, hermosas plazas y calles llenas de historia, este barrio es un tesoro escondido en el corazón de Barcelona que no te puedes perder.

Al recorrerlo resulta casi inevitable la sensación de estar caminando a través de épocas pasadas. En su interior se encuentran, a su vez, diferentes barrios que conservan su propia personalidad: la Judería, Santa Ana, la Mercé… Todos ellos ofrecen al viajero una arquitectura que sorprende por su gran belleza artística.

Stendhal, novelista que describió los efectos que produce una sobrexposición al arte, publicó en 1837 «Memorias de un turista». En este libro aparecen sus impresiones sobre Bacerlona, quizás, entre callecitas y callejones de indescriptible encanto, padeció el síndrome que lleva su nombre…

…» me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo caerme».

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *