Viaje gastronómico sin salir de Madrid

El mundo es muy grande y las vacaciones cortas, así que una buena opción puede ser aprovechar agosto para viajar a través de la cocina. El reto es sencillo en ciudades como Madrid, donde la oferta no cierra.

Para viajar al Lejano Oriente nos podemos sentar a la mesa de El Bund (C/ Arturo Baldasano, 22; 911 151 813), considerado uno de los mejores restaurantes de cocina china de la capital y cuya terraza sugiere los célebres Jardines de la ciudad de Suzhou, en la provincia china de Jiangsu, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Otra buena opción es el restaurante Pato Laqueado de Pekín (C/ San Benito 3; 913 145 995), que ofrece una variedad de platos tradicionales chinos al estilo clásico, aunque es imprescindible probar su pato laqueado pequinés.

El viaje más exótico que puede hacer el comensal este mes de agosto en Madrid tiene nombre de perro: Chow Chow (Avda. Concha Espina, 55; 917 729 123), un sorprendente restaurante del grupo RanTanPlan. Desde la vajilla hasta la decoración, minimalista pero muy emocional, en el local todo está hecho con mucho mimo. Pero, sin duda, lo mejor está en sus fogones, donde Álex Moranda realiza con maestría la fusión de cocina japonesa contemporánea con toques asiáticos y latinos. Ceviches, nigiris y rolls no defraudan, aunque resulta obligado probar el bacalao negro de Alaska con salsa dengaku miso.

 Viaje gastronómico sin salir de Madrid

Los amantes de lo mexicano no deben perder de vista Taquería de los Batos (C/ Miguel Ángel, 26; 914 211 5 17), una taquería mexicana con precios asequibles y materia prima de gran calidad. Aquí todo está elaborado de forma artesanal con productos naturales de la huerta.

También en KMEDY: >>>   4 Lugares para hacer TURISMO de RELAX

Cocina vasco-navarra

En este viaje gastronómico también hay hueco para la cocina española. Lo mejor del norte está en Zarracín (C/ San Bernardo, 106; 911 409 643), un restaurante de cocina vasco navarra tradicional donde podemos degustar pescados salvajes, pero sobre todo, una carne espectacular. Las especialidades van desde un chuletón de vaca rubia madurada durante 60 días hasta el solomillo de vaca rubia con caldo de carne y mostaza.

Otra buena opción para chuparse los dedos con la cocina vasca, pero con un toque más moderno, es Goizeko Kabi (C/ Aviador Zorita, 37; 915 330 185), donde el bonito del norte es el protagonista durante agosto. Imprescindible probar el tataki de bonito en escabeche templado de brevas o los taquitos de bonito barbacoa sobre ajoblanco y verduritas.

Source: Viajes y Turismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.