Dublín: Kilmainham Gaol, la prisión donde germinó el espíritu de lucha por la independencia

“Teníamos todas las cosas del mundo por decirnos, pero no pudimos pronunciar ni una palabra”. Es lo que declaró Grace Gifford cuando le preguntaron qué fue lo último que se dijeron ella y su marido.

Una cárcel, una ceremonia de matrimonio, diez minutos para despedirse. Una ejecución que, junto a muchas otras, disparó el sentimiento independentista irlandés. Kilmainham Gaol, uno de los lugares donde descubrir el espíritu de Irlanda.

También en KMEDY: >>>   Los sueños cumplidos de Ángela Portero: Capeando el temporal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.