El nuevo restaurante de Martín Berasategui «a 50 segundos» del suelo de LisboaOcho estrellas Michelin cuelgan de la chaqueta de Martín Berasategui, cuyas creaciones han arrebatado aplausos a críticos gastronómicos de todo el planeta. El mérito, subraya el chef donostiarra, no es exclusivamente suyo: «No soy yo, es el equipo», puntualiza. Una «familia» que, desde el próximo octubre, aglutinará también a los trabajadores del «Fifty Seconds», el nuevo restaurante del grupo Sana, que estará ubicado en la emblemática torre Vasco da Gama de Lisboa. La capital portuguesa recogerá los frutos del último proyecto de Berasategui, que ha dedicado dos años de trabajo a la puesta a punto de un restaurante que coronará el prestigioso Myriad Hotel. El resultado, una sala con espacio para 35 comensales que toma el nombre de los 50 segundos que tarda el ascensor en alcanzarla y que está llamada a convertirse en una referencia culinaria a escala internacional. Ramos y Berasategui – EFE Ese es, al menos, el objetivo del chef guipuzcoano, que durante la presentación del «Fifty Seconds» aseguró haber «alucinado en colores» al ver los resultados del proyecto. En un acto celebrado en su restaurante de Lasarte-Oria, Berasategui reconoció sentirse «muy feliz» con la sala lisboeta, a cuyos responsables ha «trasladado el conocimiento» de sus 43 años de oficio: «Quiero que se despierten sensaciones que no se hayan experimentado antes», aseveró. A este fin se ha entregado durante los últimos años, si bien reconoció que la «increíble» calidad de los productos portugueses le allanó el camino. En este sentido, consideró que los profesionales a los que ha formado no tendrán problemas para colmar las expectativas de los más críticos paladares: «Es tan sencillo como utilizar el sentido común», sentenció Berasategui, que no llegó a desvelar los detalles de la carta. Tres millones de inversión
La osamenta del «Fifty Seconds» la conformó el grupo portugués Sana, cuyo responsable de estrategia de marca, Pedro Miguel Ramos, aseguró que el establecimiento situará a Lisboa «en el mapa de la restauración a nivel mundial». El proyecto, informó, requirió una inversión cercana a los tres millones de euros, e incluye la construcción de un mirador que será accesible «en un futuro próximo». Asimismo, explicó que el «Fifty Seconds» estará liderado por Filipe Carvalho, uno de los nombres propios de la escena gastronómica portuguesa. Él será el chef ejecutivo, el cargo de mayor responsabilidad de la cocina. La jefa de repostería será Maria João Gonçalves, que ya pasó por el restaurante Lasarte del propio Martín Berasategui, que cuenta con tres estrellas Michelin. Por otro lado, el equipo de Berasategui comunicó que el interior del local fue diseñado «al más mínimo detalle» por el arquitecto Nuno Rodrigues y sus compañeros de Metrobox y Stabörd, que revistieron el «Fifty Seconds» con «el brillo del cobre y el de los azules ahumados». El mobiliario y la decoración, así como la «exuberante bodega climatizada», fueron creados «exclusivamente para este nuevo espacio» para atribuirle «una personalidad propia y un ambiente cosmopolita y sofisticado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.