Fin de fiesta en BERLÍN

Los grandes árboles y las luces de Navidad inundan la capital alemana en estas fechas para recibir al viajero, que podrá disfrutar de los últimos días de vacaciones en una ciudad llena de historia, que mezcla tradición y modernidad.

La luz y el color rivalizan con la nieve y el frío durante la época navideña en Berlín.

La capital alemana es uno de los destinos favoritos de los europeos, ya sea en invierno o en verano. Probablemente, su importancia en la historia del continente y su gran número de monumentos y puntos claves que visitar le otorgan un encanto especial para los turistas.

Lo cierto es que en Navidad Berlín se ilumina con miles de bombillas de colores y se llena de mercados callejeros en los que disfrutar de la rica gastronomía alemana, con las típicas salchichas y el vino caliente a la cabeza.

Indudablemente, esta es una época especial en la que descubrir una versión más atractiva si cabe de la preciosa ciudad.

LO MÁS VISITADO EN BERLÍN

Si hay un icono en la capital alemana, ese es el Muro de Berlín, o lo que queda de él.

Lo formaron 43 kilómetros que dividían la ciudad en dos. Sin duda, es un símbolo de la historia y merece una visita obligada por todo lo que representó con su levantamiento y su caída, en 1989.

La parte más importante que se ha mantenido en pie se encuentra en la zona conocida como East Side Gallery, donde se pueden recorrer 1,3 kilómetros del Muro, que ahora está decorado con pinturas que reflejan multitud de acontecimientos relacionados con su historia.

También en KMEDY: >>>   Un gran plan para una excursión de un día desde Madrid
EL MURO DE BERLÍN
EL MURO DE BERLÍN

La puerta de Brandeburgo es otro de los monumentos más conocidos de Berlín. Era la puerta de entrada a la ciudad y ahora representa la victoria de la paz sobre las armas. Se trata de una enorme construcción de 26 metros de alto que, con su estilo neoclásico, recuerda a las construcciones de la Acrópolis de Atenas.

La puerta de Brandeburgo BERLÍN
La puerta de Brandeburgo BERLÍN

Construida entre 1894 y 1905, la catedral de Berlín es el edificio religioso más representativo de la ciudad. Se alza majestuosa en las proximidades del río Spree, coronada por una cúpula de cobre de color verdoso.

Pero si hay un lugar al que hay que dedicar un tiempo en la escapada es a la Alexander platz. Durante 8503, esta plaza ha sido considerada el centro de la capital y es que alberga símbolos tan importantes como la Torre de la Televisión y el famoso Reloj Mundial.

Alexander Platz.  BERLÍN
Alexander Platz. BERLÍN

HUELLAS DEL NAZISMO

La dura época que vivió Alemania durante años queda muy reflejada en la ciudad. Uno de los símbolos que rememora esta etapa es el Monumento al Holocausto: 271 bloques de hormigón de diferentes alturas forman esta joya arquitectónica en memoria de los judíos asesinados en Europa, recuerdo de uno de los episodios más oscuros de la humanidad.

Monumento al Holocausto
Monumento al Holocausto

El campo de concentración de Sachsenhausen fue uno de los más importantes de la Alemania nazi y es otra de las visitas obligadas. Fue construido en 1936 por prisioneros de otros campos de concentración e intentaba plasmar la imagen del mundo del nacionalsocialismo y someter a los prisioneros al poder de las SS. El visitante puede llegar a sentir un escalofrío al pensar en todo lo que allí ocurrió durante los años del nazismo, una época que nadie ha podido olvidar.

campo de concentración de Sachsenhausen
Campo de concentración de Sachsenhausen

El suelo de Berlín también guarda grandes joyas, como los búnkeres que se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría.

También en KMEDY: >>>   Medina Azahara: la Ciudad Brillante

Por último, también cabe destacar Checkpoint Charlie, el punto de paso más conocido de los utilizados durante la Guerra Fría. En él se podía conseguir el visado diurno para cruzar a Berlín Este desde Berlín Oeste.

En Navidad, la capital de Alemania se llena de luces y mercadillos tradicionales.

Al margen de los adornos navideños, en esta época del año es muy habitual que nieve en Berlín, lo que convierte la ciudad en un paraje idílico.

Otra estampa muy típica es la del puente de Oberbaum, que une dos distritos que estuvieron separados por el Muro de Berlín.

La torre, con 368 metros de altura, es la estructura más alta de Alemania. Esté situada en el centro de Alexander platz, una de las plazas más importantes.

GUÍA PRÁCTICA EN BERLÍN


NH BERLIN KURFURSTENDAMM

Este establecimiento de cuatro estrellas cuenta con unas cómodas habitaciones y una zona de ‘spa’ y gimnasio en la séptima planta del hotel donde relajarse y recobrar fuerzas para seguir con la visita.

RESTAURANTE HACKETHALS

Este es uno de los mejores lugares en los que descubrir la gastronomía del país y degustar los típicos platos alemanes, entre los que se encuentran el codillo y las salchichas con puré de patata y chucrut.

CERCA DE BERLÍN

Núremberg

Esta ciudad quedó devastada durante la Segunda Guerra Mundial. Pero como el ave fénix, cicatrizo sus heridas para erigirse de nuevo como una de las poblaciones más hermosas y atractivas de Alemania

Núremberg
Núremberg

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *