Mussolini y su bunker. Una visita que impresiona en Roma.

En las tripas de la estación de trenes Termini, y a 10 metros bajo tierra, Mussolini quiso duplicar los comandos de control de la estación, para utilizarlos en caso de emergencia.

El que piense que debajo de las vías de tren sólo hay tierra, en una de las estaciones más importantes de Roma se equivoca, allí debajo, existe otro mundo, un espacio repleto de mandos con una pantalla gigante para controlar a los trenes, una mesa para el jefe y una cárcel para los que no soportaran la presión de los bombardeos y armaran jaleo. Fue una coincidencia que el día de su inauguración, el 19 de Julio de 1943, hubo un bombardeo en Roma.

El clon de la sala de comandos, es una caja de cemento de 40 mts. A la vista parece que todo está para llegar y actuar, las 730 palancas delineaban el recorrido de los trenes . El jefe gritaba “¡Frascati, listos para que arranque el tren a Frascati!” –y los ferroviarios bajaban una de las palancas y la otra la bajaban, “era un trabajo de máxima precisión” comenta el ferroviario Fabio Itri.

Los fascistas tenían miedo que hubiera infiltraciones y que dentro del grupo que trabajaba en los mandos, hubiera alguno que hicieran sabotaje a los trenes y si alguno se ponía “un poco nervioso” lo aislaban en la celda. Cuentan que nunca fue utilizada.

También en KMEDY: >>>   Escapada de Navidad: Córdoba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.