Refugio sostenible al oeste de Zamora

Una grata sorpresa de carácter natural espera al viajero que llega hasta la raya fronteriza que divide imaginariamente a las provincias de Zamora y Salamanca colindantes con Portugal. Se trata de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, considerada la más grande de este ámbito en toda Europa, no en vano incluye nada menos que cuatro Parques Naturales y diversos espacios de la Red Natura 2000.

Un total de 87 municipios se cobijan al abrigo de esta espectacular Reserva de la Biosfera, que invita al viajero a disfrutar de un impresionante mosaico de paisajes entre los que se puede contemplar desde cimas de más de 2.000 metros de altitud del Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores, lleno de lagunas, valles encajados y protagonizado por el mayor lago de origen glaciar de la península Ibérica, hasta uno de los espacios geológicos más antiguos, integrado en el Parque Natural de Montesinho, que permiten observar fragmentos con muchos millones de años de viejos continentes bajo las montañas bajas y colinas de esta zona. Pero eso no es todo, ya que el viaje por el tiempo se complementa con el espectáculo paisajístico que supone divisar los cañones fluviales abiertos por el río Duero y su afluente Águeda en la misma raya fronteriza, que conforman el Parque Natural de los Arribes y el Parque Natural Douro Internacional.

También en KMEDY: >>>   El placer de surcar las islas Canarias en un velero «deluxe»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.