Sabores y olores del campo palentinoLas morcillas de Villada, los quesos del Cerrato, los embutidos de Villarramiel, los pavos de Cascajares… La despensa de Palencia es tan amplia como bella e injustamente desconocida lo es la provincia castellano y leonesa. Tierra de vinos y licores, pero también de dulces y de suculentas carnes, resultado de una variada orografía que va desde la llanura cerealista de Tierra de Campos hasta los escarpados picos y pronunciados valles de la Montaña Palentina. De su gastronomía y del buen hacer de sus productores volverá a ser escaparate un año más la muestra gastronómica Naturpal, que se celebrará los días 5, 6 y 7 de octubre en Palencia. En total, 33 productores expondrán en la Plaza Mayor de la capital sus productos y también las novedades que sacarán al mercado en los próximos meses. La feria abrirá sus puertas el día 5 a las 11.00 horas y a partir de ahí, la carpa se convertirá en un hervidero de consumidores que se acercarán hasta allí no solo para informarse o degustar sino también para adquirir productos de la mejor calidad y elaborados en su tierra. Desde el vermú Corito de las Bodegas Esteban Araujo, pasando por las mencionadas morcillas de Villada, los chocolates de Trapa, la carne de Cervera o la cecina de Villarramiel… En resumen, todo el sabor y el olor de Palencia reunido bajo un mismo techo para dar a conocer a los palentinos y visitantes la gastronomía de la provincia. Talleres y demostraciones
Pero además de los 32 expositores, Naturpal cuenta con un completo programa marcado por los talleres y demostraciones, como el que impartirá el mismo día 5 de elaboración de pan y pastelería salada el Centro Tecnológico de Cereales. Y para que el evento salga a la perfección, no sólo se vuelcan en él los productores de la provincia, sino que su folklore cobra un especial protagonismo de la mano de dulzaineros y danzantes, mientras que los estudiantes de Hostelería y Turismo (en este caso del IES Virgen de la Calle de la capital) ponen su granito de arena elaborando pinchos a base de productos de la provincia. Catas de vino, degustación de chocolate y un «show cooking» para que los más pequeños se familiaricen con la cocina y conozcan el enorme potencial gastronómico de la provincia, completan, entre otras iniciativas, el programa. Y como es tradición, la música y el baile volverán a acompañar una de las estampas más veteranas de Naturpal, que este año cumple 17 ediciones, el «Apaleo y recogida de alubia» a cargo de Leguminor. La importancia de esta feria radica en que tanto palentinos como visitantes tienen la posibilidad de conocer productos de calidad hechos tanto en la provincia como en el resto de Castilla y León, reconocidos muchos de ellos con marcas de garantía -entre ellas, la de la propia Diputación palentina-, para que los incluyan como primera opción en la cesta de la compra. De esta manera, Naturpal, además de unir tradición y gastronomía, reivindica la esencia de «lo nuestro», defienden desde el Ayuntamiento de Palencia. Citas imprescindibles – Viernes 5 de octubre: Exposición, degustación y venta de productos. Taller de elaboración de pan y pastelería salada. – Sábado 6 de octubre: «Apaleo y recogida de alubia» – Domingo 7 de octubre: Demostración de fabricación de velas. Los consumidores que estén interesados, podrán acudir entre las 10.30 y las 14.30 y de 18.00 a 22.00 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.