AGENCIAS

  • Dice la CE que un 84,6% de costas y ríos ofrecen una calidad excelente.
  • Esta cifra aumenta hasta el 96,6% si se busca simplemente que la calidad sea «suficiente» para permitir el baño.

Bañistas

España está bien preparada para los baños del verano. No llegan ni al 2% las zonas de baño de nuestro país de una calidad «pobre», según los datos ofrecidos por la Comisión Europea. Las estadísticas indican que en su mayoría las aguas españolas ofrecen una calidad excelente, con un 84,6% de las costas y ríos. Esta cifra aumenta hasta el 96,6% si se busca simplemente que la calidad sea «suficiente» para permitir el baño. Ambas cifras mejoran en un punto porcentual cada uno de los registros obtenidos un año antes.

Con todo, el 1,8% de las aguas examinadas en España, esto es 39 zonas de baño, contaron con una calidad «pobre«, según los análisis realizados por la Agencia Europea del Medio Ambiente, y el baño en ellas debería quedar desaconsejado. El número ha disminuido respecto a 2015, cuando España sumó 58 puntos de mala calidad del agua. Aún así, hasta doce lugares que en 2015 lograron el aprobado se han encontrado este jueves con una categoría menor e «insuficiente» para el baño en España.

Las autoridades comunitarias han examinado la calidad de 2.191 lugares para el baño en España, un número que equivale al 10% del total del territorio acuático europeo abierto al baño. España fue junto a Italia y Francia uno de los tres países de la Unión Europea que contó con más zonas costeras o interiores de calidad «insuficiente» para el baño en 2016. En el caso de Francia, el número de lugares de mala calidad son 82, es decir, un 2,4% de sus zonas de baño, mientras que Italia cuenta con 100 zonas de baja calidad, equivalentes también al 1,8% de su territorio, misma proporción que en España.

También en KMEDY: >>>   Cuatro festivales a los que viajar con el «hotel» a cuestas

En 2016, las autoridades llegaron a prohibir el baño en un total de 43 sitios de la geografía europea porque su calidad ha sido insuficiente durante al menos cinco años consecutivos, una deficiencia que ha afectado a siete lugares de las aguas españolas. En cualquier caso, Bruselas ha aplaudido que la calidad del agua en el conjunto de la Unión Europea mantiene una tendencia de mejora en los últimos años, lo que ha permitido otorgar un registro «excelente» al 85% de las zonas sometidas al examen, lo que implica que están prácticamente libres de contaminación nociva para la salud humana y para el medio ambiente.

Todas las aguas analizadas en Austria, Croacia, Chipre, Estonia, Grecia, Lituania, Luxemburgo, Letonia, Malta, Rumanía y Eslovenia alcanzaron como mínimo un nivel de calidad «suficiente» en 2016. Mientras que en cinco países, el 95% o más de las zonas de baño alcanzaron una calidad «excelente»: Luxemburgo (las 11 zonas de baño objeto del informe), Chipre (99%), Malta (99%), Grecia (97%) y Austria (95%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.