Ya puedes dormir (y comer) en la casa de veraneo de Adolfo Suárez

Adolfo Suárez pasó sus veranos desde los años 70 hasta los 90 en esta casa. Conserva la estructura del edificio original construido en los 70 y el despacho de Suárez prácticamente intacto. La imponente muralla de Ávila, declarada Patrimonio de la Humanidad, separa sus vastos jardines del exterior. Pero ahora es un hotel, el único del casco antiguo que dispone de piscina. Pero el encanto y la singularidad de este establecimiento que acaba de abrir sus puertas residen en su historia. Entre sus muros de piedra se respira el regusto al pasado, pudiéndose intuir en cada una de sus estancias los felices momentos familiares y los hitos históricos de los que sin duda fue testigo el inmueble.

También en KMEDY: >>>   Estos son los 10 hoteles más curiosos de Europa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.