Esta ciudad francesa, BIARRITZ, a veinte kilómetros de la frontera con España, es ideal para hacer una escapada y disfrutar de unos placeres que trasladan a los años dorados.

El ‘glamour’ actual de esta villa marinera, capital de la costa Vasco-francesa y situada a tan solo veinte kilómetros de la frontera con España, apenas deja adivinar su pasado ballenero antes de que la aristocracia la erigiera como su destino de vacaciones al calor de la ‘belle époque’.

Biarritz
Biarritz

Hoy sigue siendo una elegante ciudad donde palacios y castillos conviven con animadas terrazas, exquisitas ‘boutiques’ y playas que, por su bravo oleaje, son un paraíso para los amantes del surf.

LOS EMBLEMAS DE BIARRITZ

En sus paseos arbolados, sus casinos y sus balnearios permanece la huella de Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, el alma que impulso el desarrollo de esta ciudad. La despampanante villa que su esposo le construyó en un rincón privilegiado fue un imán para la flor y nata del momento.

Uno de los edificios más icónicos es Villa Eugenia, un castillo que mando construir Napoleón III a su mujer, Eugenia de Montijo. Lo hizo frente a la impresionante costa de Biarritz.

Villa Eugenia
Villa Eugenia

El canciller alemán Bismarck, Leopoldo II de Bélgica y la propia Isabel II de España compartieron sus estancias estivales allí con muchos intelectuales. La belleza de la localidad y su buen clima atrajeron a los pudientes europeos, que, al probar las propiedades curativas de los baños de mar, no dejaron de hablar de ellas.

También en KMEDY: >>>   Seis cosas que quizá no sabes del «castillo de los castillos»

La práctica, en principio medicinal, pronto se transformó en una manera de ocio, disfruta y descanso y que solo requería unos tenderetes para cambiarse el traje de baño.

Hoy, la Villa Eugenia, símbolo de la ciudad, es el suntuoso Hotel du Palais, cuyas ‘suites’ han alojado a celebridades de la talla de Gary Cooper, Charles Chaplin o Madonna. Su perfil recrea aquella época dorada de Biarritz, como también lo hacen el casino de estilo ‘art déco’, la Capilla Imperial o la imponente iglesia de Santa Eugenia.

Casino de Biarritz
Casino de Biarritz

Pero hay otras obras maestras arquitectónicas que aportan a esta ciudad un aire melancólico, acorde con su pasado. Como La Folie Boulart, el castillo que se asienta en el punto más alto y que debe su existencia a otra bonita historia de amor: la del influyente empresario Charles Boulart, que prometió a su esposa, Marthe, una residencia tan hermosa como la de la emperatriz.

La Folie Boulart
La Folie Boulart

Así nació este castillo con estética de cuento de hadas que acaba de reabrir sus puertas como hotel después de un proceso de restauración y que hoy se puede alquilar al completo.

BIARRITZ, SUS PLAYAS

Más allá de sus hoteles exquisitos, Biarritz es una ciudad para disfrutar de puertas afuera. Para tostarse al sol en sus seis kilómetros de playas, concurridísimas en verano: desde la Grande Plage, con sus coloridos toldos de playas que son un icono del lugar, hasta la Plage de la Cote des Basques, que con su oleaje furioso es el escenario ideal para los surfistas.

BIARRITZ, Grande Plage
BIARRITZ, Grande Plage
BIARRITZ, Plage de la Cote des Basques
BIARRITZ, Plage de la Cote des Basques

También es una ciudad para entregarse a bonitos paseos, como aquellos que tienen de fondo los acantilados y las vistas al golfo de Vizcaya.

También en KMEDY: >>>   Granada, tras la huella de Federico García Lorca

No hay que perderse el faro elevado sobre el cabo Hainsart o la roca de la Virgen, que es un islote al que se accede por un puente de hierro al más puro estilo de Gustave Eiffel.

La roca de la Virgen - Biarritz
La roca de la Virgen – Biarritz
el faro
El faro

El castillo de La Folie Boulart es un hotel construido en 1881 por orden de Charles Boulart, un industrial ilustrado, para regalárselo a su amada esposa, Marthe, con el fin de que tuviese en la ciudad una villa tan imponente como la de Eugenia de Montijo.

Edificios tan históricos como la iglesia de Santa Eugenia, se mezclan con el impresionante poder de las olas, que invitan a practicar surf. Algo que atrae a todo tipo de viajeros hasta Biarritz.

Iglesia de Santa Eugenia - Biarritz
Iglesia de Santa Eugenia – Biarritz

QUÉ PUEDES VISITAR CERCA DE BIARRITZ

Hendaya

A veinte kilómetros de Biarritz, en la frontera con España, se encuentra esta otra ciudad del País Vasco francés. Sus espectaculares playas se unen al importante patrimonio cultural que posee, lo que la convierte en un destino perfecto

Hendaya
Hendaya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.