Cómo preparar la barbacoa perfectaCon la llegada del verano se multiplican las quedadas con amigos y las fiestas familiares. Es momento de compartir risas alrededor de una barbacoa. Chorizo, morcilla, panceta, pollo o hamburguesas siguen siendo los reyes de las brasas pero tampoco deben faltar las verduras o las frutas. Aunque puede parecer fácil hacer una buena barbacoa requiere planificación, paciencia y buena mano para el asado. Estas son algunas recomendaciones para triunfar en la parrilla. Qué tengo que comprar Aunque en los últimos tiempos en las barbacoas se asan todo tipo de productos los cierto es que el rey sigue siendo el cerdo. No puede faltar el chorizo, morcilla, panceta o chistorra. Para el plato principal depende del presupuesto del que se disponga. Así se puede ir al entrecot de lomo, chuletón o chuletitas de cordero. Si el presupuesto es más modesto o son muchos los invitados quedarán perfectas unas hamburguesas, solomillo de cerdo o el imprescindible pollo. Planifica las raciones
Cuando se invita a un número elevado de comensales es difícil calcular las piezas que necesitamos para que no sobre comida pero que tampoco nadie se quede con hambre. Los expertos recomiendan unos 200 gramos por persona repartidos entre los entrantes de chorizo, panceta, chistorra, morcilla y pinchos morunos. Para la carne la cantidad aproximada es de 250 gramos por persona para la carne sin hueso y 350 gramos para las piezas tipo chuletitas. ¿Es necesaria la guarnición?
Poner o no guarnición de verduras o patatas asadas es siempre muy socorrido. En el caso de que entre los invitados haya algún vegano la opción de asar verduras es la solución perfecta mientras que para el resto de invitados resultará muy agradable para desengrasar entre bocado y bocado. Brochetas con champiñones, cebolleta, pimientos, puerros, tomates, berenjena o calabacín es la guarnición perfecta que además se prepara con rapidez. La fruta, el postre ideal
Una opción saludable y que sin duda triunfará es añadir fruta asada al final de la barbacoa. Piezas de sandía contadas en triángulo y sin quitar la cáscara; medios melocotones, manzanas en rodajas, fresones o plátanos son algunas de las opciones. El orden de los alimentos A la hora de cocinar lo mejor es empezar por el chorizo, panceta, morcilla y chistorra. Después las piezas de pollo que tardarán unos 10 minutos por cada lado. Chuletas, hamburguesas y lomo es lo último porque además se asan deprisa. De 2 a 5 minutos por cada lado. Las verduras se pueden ir cocinando junto con el pollo y suelen estar listas en unos cinco minutos. La fruta será lo último para no cambiar el sabor de los alimentos. Barbacoa de pescado
Para los que no sean carnívoros la mejor opción es hacer una barbacoas de pescado, más sanas y menos calóricas. Se pueden hacer de pescado blanco o pescado azul como rodaballo, rape, salmón o la clásica sardina a la parrilla. Trucos para ser el rey de la barbacoa
– La carne se cocina mejor cuando está a temperatura ambiente así que habrá que sacarla de la nevera al menos una hora antes. – Tener paciencia con el fuego y esperar a que las brasas tengan un punto blanquecino. – Las brasas hechas de carbón duran mucho más que otras y mantienen una potencia constante. – Es muy importante no poner sal en la carne antes de asarla. La sal hace que salgan los jugos y que se seque en su interior. – Empezar a encender el fuego una hora antes de la llegada de los invitados así tendrás tiempo de saludar y estar mas relajado. – Preparar la comida junto al material necesario -cuchillos, pinzas, espátula y bandejas-. A la hora de servir la carne intentar hacerlo en tablas de madera porque mantienen el calor. En las bandejas metálicas se enfría rápido. – Colocar la parrilla a una distancia suficiente de las brasas, unos 10 cm, de manera que los alimentos se cocinen poco a poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.