Escapadas a tiro de AVE

El verano está a la vuelta de la esquina. Y con él ya se atisban las ansiadas vacaciones. Playa, montaña, ciudad… Sin necesidad de salir de nuestro país, tenemos opciones para todos los gustos y bolsillos. Y todas ellas a tiro de piedra o, mejor aún, a tiro de AVE. La infraestructura de la alta velocidad, que este año cumple su 25 aniversario, vertebra España y permite tener el destino ideal para una escapada o para unas largas vacaciones a poco más de dos horas y media de trayecto desde la capital española. Actualmente son 26 las provincias conectadas por la red de alta velocidad, lo que significa que el 60% de la población tiene en su entorno más próximo una parada de AVE.

Rumbo al sur, el viajero tiene a su alcance una escapada inolvidable en alguna de las capitales andaluzas. Es el caso de Sevilla, que puede descubrirse de una manera muy original a bordo de un crucero que surca el omnipresente río Guadalquivir, el único navegable del país. Después de avistar la silueta del casco viejo de Sevilla, resulta obligado recorrer a pie sus calles e incluso adentrarse en la esencia cultural de la ciudad a través de un tablao flamenco. Para ponerlo en bandeja, Renfe cuenta con un paquete cerrado que incluye tren de ida y vuelta desde el punto de origen elegido, crucero y acceso al tablao Palacio Andaluz, todo ello desde 119,10 euros por persona.

► Córdoba y sus patios

Otra atractiva escapada para realizar durante el comienzo del verano es la ciudad de Córdoba, que luce espléndida estos días con sus floridos patios. De hecho, el viajero puede hacer una visita Guiada a los Patios Populares de Córdoba y descubrir el concepto de casa de vecinos, sus vivencias, su trabajo diario, anécdotas… La visita termina con una tapa típica cordobesa y una cerveza. Esta escapada, con AVE de ida y vuelta, puede hacerse durante todo el mes de junio desde tan sólo 39,70 euros por persona.

También en KMEDY: >>>   Ya es tiempo de lamprea en las mesas de Burela

Aquellos que quieran combinar este verano el destino urbano con la playa tienen una cita obligada en Málaga, ya que la capital fusiona a la perfección todos los encantos del shopping, la cultura y la gastronomía con las bondades del sol y el Mediterráneo. No en vano, Málaga está considerada como la capital andaluza de los grandes museos, ya que en ella confluyen algunos de los museos más atractivos e importantes de España. Con un total de 36 centros, buena parte de su oferta se concentra en dos kilómetros cuadrados que miran hacia el mar desde el puerto, dentro de su magnífico casco antiguo. El Centre Pompidou Málaga, el Museo Picasso Málaga, el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) o el Museo Carmen Thyssen Málaga son sólo algunas de las piezas indiscutibles del recorrido cultural que ofrece la ciudad. Y a ellos se suma, además, su riqueza monumental, con la catedral, el castillo de Gibralfaro, la Alcazaba y el Teatro Romano como principales exponentes.

Después de un buen recorrido cultural, que debe estar acompañado de paradas en sus numerosos bares y restaurantes, en Málaga resulta obligado disfrutar del mar y de la playa, pues la ciudad cuenta con 14 kilómetros de playas, perfectamente comunicadas y dotadas con todo tipo de servicios. La Malagueta es la más conocida, pero hay otras perlas que resulta una delicia descubrir.

Y puestos a descubrir nuevos rincones, resulta obligado dejarse caer por el muelle, pues actualmente es una de las zonas más concurridas de Málaga, sobre todo al caer la noche. Disfrutar del atardecer desde aquí es todo un espectáculo. Además, gracias al tren, el viajero puede desplazarse cómodamente hasta otras poblaciones míticas de la Costa del Sol, como Benalmádena, Marbella o Fuengirola, repletas de vida y diversión cuando el verano llega al calendario.

También en KMEDY: >>>   El Palacio de Solecio de Málaga abrirá en verano convertido en hotel de lujo


Source: Viajes y Turismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.