Las siete Rutas del Vino de Castilla y León

El enoturismo es un tipo de turismo enfocado a las zonas de producción vinícolas y Castilla y León tiene mucho donde elegir. Está íntimamente relacionado con el turismo gastronómico, el turismo cultural y la naturaleza. Se trata de una alternativa que en países como Francia, Italia o Estados Unidos se ha convertido en una industria muy potente. El vino es la palanca para realizar rutas en territorios por descubrir.

La potente y creciente atracción de los consumidores hacia la nueva gastronomía, la valoración de la evolución de nuestros caldos en todos los territorios y el apego el medio natural propician un espacio de negocio decisivo para el medio rural, tan expuesto a la despoblación. En el caso de Castilla y León, una región llena de contrastes, se han configurado siete Rutas del Vino, que se convierten en una alternativa perfecta para el final del verano, ahora que la uva se redondea y crece en las viñas a pocas semanas de la vendimia. Las siete rutas en Castilla y León son la del Bierzo, Arribes, Arlanza, Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Sierra de Francia.

Ruta del Vino de El Bierzo

Conocida como «El Volcán del Noroeste», el Bierzo es una comarca vitivinícola fronteriza con Galicia en pleno auge. Situada al noroeste de la provincia de León, representa una importante zona de transición entre Galicia, Asturias y el resto de León. Por estas tierras, por donde pasa el Camino de Santiago, llegó también la uva mencía, variedad reina de la zona de producción. Las amplias posibilidades de esta uva permiten elaborar vinos de intenso color y largos en boca, ayudados por otras variedades, como la garnacha, godello, doña Blanca, malvasía y palomino.

También en KMEDY: >>>   Aramón Cerler inaugura la temporada de nieve

La mayor concentración de bodegas se encuentra entre Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Carracedelo y Cacabelos. Lo mismo ocurre con las viñas que se pueden ver en las faldas de las montañas. Sus bodegas son de marcado carácter familiar, y están rodeadas de viñedos muy viejos de montaña. Abundan los productos gastronómicos de calidad, siendo el más famoso el botillo. Esta ruta cuenta con dos patrimonios de la Humanidad: Las Médulas y el Camino de Santiago, además de una reserva de la biosfera, Los Ancares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.