Si lo que buscas en tus vacaciones es huir del bullicio y las aglomeraciones, en España existen muchos pueblos perfectos para perderse y olvidarse del mundanal ruido, Turismo de relax.

La naturaleza, el silencio y la tranquilidad son las claves que invierten muchos de los pueblos de España en el destino ideal para pasar las vacaciones este verano, el primero sin restricciones desde que estalló la pandemia. Algunos de ellos no llegan a los 500 habitantes, lo que los convierte en lugares ideales para descansar.

RELAX DE MAR Y MONTAÑA

Uno de estos remansos de paz es Deià, situado en el corazón de la sierra de Tramuntana, en Mallorca. Allí se mezclan el profundo azul del mar Mediterráneo y el asombroso verde de sus montañas, un detalle que convierte este municipio en destino de artistas y escritores.

Merece la pena subir por las empinadas calles de la villa para llegar a lo más alto y deleitarse con la panorámica que se divisa desde allí. Además, por si todo esto fuera poco, sus calas y playas ponen la guinda a este maravilloso destino.

Ya en la Península, una gran opción para pasar el verano es Bárcena Mayor, en Cantabria, el único núcleo de población que se encuentra dentro del parque del Saja-Besaya y considerado el pueblo más antiguo de la región. En él solo viven 77 personas durante el año y lo hacen en bonitas casonas, ejemplo perfecto de la arquitectura montañesa.

Este pueblo hecho de piedra, madera y tejas es una creación sobria, repleta de historia y leyendas que, a pesar de sus dimensiones, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1979.

También en KMEDY: >>>   Baía do Sancho, así es la playa más bonita del mundo

Ya en Alicante, la provincia atesora en su interior el pueblo de Castell de Guadalest, de poco más de 300 habitantes. A sus pies se extiende el embalse de Guadalest, que con sus aguas de color turquesa llega a hipnotizar a todos los que se acercan hasta allí.

Otro de los grandes atractivos de este municipio es el castillo-fortaleza de San José, del siglo 5º y levantado por los musulmanes.

Granada es otra de las provincias que cuenta con pueblos tranquilos y sosegados. Ejemplos de ello son los que conforman La Alpujarra y entre los que se encuentra Pampaneira, un lugar idílico de casitas blancas en la falda de Sierra Nevada de tan solo 300 habitantes.

BÁRCENA MAYOR (CANTABRIA)

Para descubrir esta pequeña maravilla, hay que dejar el coche en el ‘parking’ de entrada al pueblo, ya que solo pueden pasar los vehículos de los residentes. Lejos de ser un inconveniente, es una gran ventaja para disfrutarlo a pie.

BÁRCENA MAYOR (CANTABRIA)
BÁRCENA MAYOR (CANTABRIA)

En él destacan sus peculiares casas forradas de hortensias, geranios y panochas, pero otros símbolos de su identidad son sus lavaderos, socarreñas, hornos de pan y cuadras; todos ellos, muy bien conservados. En sus calles también podemos encontrar negocios artesanales dedicados al trabajo de la madera, en los que antiguamente se elaboraban aperos de labranza que eran vendidos a cambio de harina.

BÁRCENA MAYOR
BÁRCENA MAYOR

CASTELL DE GUADALEST (ALICANTE)

Esta localidad es conocida gracias al impresionante castillo de San José, que está encaramado en un risco y data del siglo XI. La fortaleza, unida a sus casas encajonadas entre las rocas de la montaña, conforma un conjunto digno de visitar.

También en KMEDY: >>>   Rema en el Nera.
CASTELL DE GUADALEST
CASTELL DE GUADALEST

El pueblo está dividido en dos barrios claramente diferenciados: el del castillo colgado en lo alto de la pena y que está protegido por una antigua muralla; y el Arrabal, de creación posterior, situado en la falda de la montaña.

CASTELL DE GUADALEST (ALICANTE)
CASTELL DE GUADALEST (ALICANTE)

Además de su espectacular patrimonio cultural, Castell de Guadalest merece la pena por el impresionante entorno natural que lo rodea y las preciosas vistas con las que cuenta. Pero si hay algo que llama poderosamente, la atención es que es el municipio que más museos tiene por habitante de toda España.

DEIÀ (MALLORCA)

Este es uno de los pueblos más bonitos de toda la isla. Ubicado en una escarpada ladera, al pie de la montaña del Teix y con vistas sobre el Mediterráneo, Deià ha sido durante mucho tiempo un imán para famosos artistas. Uno de los más conocidos es el poeta Robert Graves, cuya casa se ha transformado en un pequeño museo dedicado a su vida.

DEIÀ (MALLORCA)
DEIÀ (MALLORCA)

Pero si su núcleo urbano es digno de ser visitado gracias a sus calles empinadas y a sus bonitas casas, sus calas no lo son menos. A pesar de que hay que caminar un poco para llegar, merece la pena: hacer una excusión hasta ellas para pasar el día y disfrutar de la calma y la tranquilidad que ofrece el mar. A todo esto se une la amplia oferta gastronómica que ofrece, con restaurantes en los que degustar Ros platos de la zona.

DEIÀ
DEIÀ

PAMPANEIRA (GRANADA)

Además del espectacular emplazamiento de este municipio en medio de montañas, su conjunto de casitas blancas dispuestas en forma escalonada al estilo bereber con sus balcones llenos de plantas y sus angostas callejuelas serpenteando arriba y abajo hacen de este lugar un destino muy deseado.

También en KMEDY: >>>   Mundial de fútbol de Rusia: Así son las ciudades en las que jugará España
PAMPANEIRA (GRANADA)
PAMPANEIRA (GRANADA)

Una vista imprescindible en Pampaneira y casi inevitable es la plaza de la Libertad, el corazón del pueblo. Allí empiezan y terminan todos los caminos y allí se encuentran la mayoría de los restaurantes y las tiendas de tejidos. En el centro de la plaza descansa la iglesia de la Santa Cruz, del siglo XVI, que sobresale entre tanta casita blanca por el color rojizo de sus ladrillos.

PAMPANEIRA
PAMPANEIRA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.