Descubrir Ávila con Santa Teresa de Jesús

La vinculación histórica y emocional que une a la provincia de Ávila con Santa Teresa de Jesús trasciende más allá de la religión y se ha convertido en un reclamo turístico de primer nivel. De hecho, el viajero tiene la oportunidad de descubrir la región de la mano de Santa Teresa, gracias a las tres nuevas rutas turísticas que se han puesto en marcha este año por la Diputación de Ávila en colaboración con el Obispado de Ávila y que se suman a la denominada ruta «De la Cuna al Sepulcro». Todas ellas invitan al peregrino a profundizar no sólo en la vida de la Santa, sino también en los bellos espacios y rincones de los que presume este territorio.

La llamada «Ruta de la Salud», en el oeste de la provincia, recorre 120 kilómetros y atraviesa una docena de municipios de las comarcas del Valle del Corneja y la Sierra de Ávila, desde Becedas hasta la capital abulense, pasando por, entre otros municipios, tres conjuntos históricos que bien merecen un alto en el camino, como son El Barco de Ávila, Piedrahíta y Bonilla de la Sierra. Por esta ruta, los pasos del viajero también le llevan a conjuntos arqueológicos tan espectaculares como el castro de La Mesa de Miranda, en Chamartín.

La denominada «Ruta del confesor», en el sur y centro de la provincia, dirige al visitante a través del puerto El Pico, Menga y el Valle Amblés, ya que une los municipios de Arenas de San Pedro con la capital de Ávila. El recorrido es de 118 kilómetros y atraviesa una decena de municipios que permiten al viajero aunar naturaleza y patrimonio cultural aderezado con un aire religioso que convierte la travesía en una aventura perfecta para todos los miembros de la familia. Entre las joyas que se encuentra el visitante en el camino destacan elementos como el convento de San Pedro de Alcántara, en Arenas de San Pedro; la calzada romana del puerto El Pico o las piedras pintadas de Ibarrola, situadas en Muñogalindo.

También en KMEDY: >>>   Así es Córdoba, un tesoro de fascinante belleza

Por su parte, la «Ruta de los caminos y posadas», en el este de la provincia, recorre municipios del Alto Tiétar y la comarca de Alberche-Pinares en un itinerario de unos 100 kilómetros que parte de Sotillo de la Adrada y atraviesa media docena de localidades. Este itinerario recorre enclaves naturales tan espectaculares como el Valle de Iruelas, los puertos de Casillas o El Boquerón, sin olvidar atractivos del patrimonio abulense como los Toros de Guisando, en El Tiemblo, o el Museo de Adolfo Suárez y la Transición, en Cebreros. Más información en la página web www.turismoavila.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.